Si algo caracteriza la Semana Santa en Málaga es la composición de los pasos y el gran tamaño de los tronos que dejan a los espectadores fascinados.

 

Se trata de una experiencia para vivir al menos una vez en la vida, no importa si eres creyente o no, la Semana Santa es para todos y que atrae a miles de visitantes cada año, tanto españoles como extranjeros.

 

Pero la Semana Santa en Málaga va más allá de lo religioso; también es una oportunidad para disfrutar de la cultura y la gastronomía local. Puedes deleitarte con delicias tradicionales como las torrijas y los pestiños, o simplemente pasear por las pintorescas calles del casco antiguo y disfrutar de la atmósfera festiva y animada.

 

Además, la Semana Santa en Málaga es una celebración para toda la familia, con actividades y eventos para personas de todas las edades. Desde conciertos de música sacra hasta representaciones teatrales y ferias gastronómicas, hay algo para todos en esta época del año tan especial.

 

Hay procesiones desde el Domingo de Ramos hasta el domingo de resurrección, pero estas son las las más famosas:

 

  • -Jueves Santo: la legión llevando al Cristo de Mena, la Santa cruz o la Misericordia.

  • -Viernes Santo: el Sepulcro, las Servitas, la Piedad o el Amor, son sobrecogedoras.

  • -Domingo de Resurrección: el Resucitado que sale desde la Iglesia de San Julián.

 

¿Dónde verlas?, para que no te pierdas con todos los recorridos de cada paso, estos son los principales puntos para que puedas ver la mayor parte de las procesiones:

 

  • Inicio en la Plaza de la Constitución.

  • Calle Larios.

  • Calle Martínez, Mercado Central.

  • Alameda Principal.

  • Plaza de la Marina.

  • Finaliza en Calle Molina Lario, junto el palacio del Obispo a los pies de la Catedral.

  •  

Y si quieres aprovechar tus días en Málaga, además de procesiones, también puedes visitar pueblos cercarnos como Ronda, Frigiliana o Mijas.

 

Recomendado por Vanesa Martín Lorente, Content Specialist en Oficinas Centrales Hotelatelier