Un fin de semana extremo en Bilbao

Un fin de semana extremo en Bilbao

Share Button

Que los tiempos cambian y que las formas de viajar evolucionan es una de esas evidencias que muy pocos se atreverían a dudar. Ya no sólo se viaja para hacer excursiones a la montaña o para descansar en un buen hotel sino que aspiramos a algo más, a algo diferente y experiencial: un viaje gastronómico, unos días de puro deporte o una escapada llena de aventuras como la que hoy te proponemos vivir en Bilbao.

Considerada una de las ciudades más cosmopolitas de nuestro país, Bilbao ofrece infinidad de planes perfectos para amantes de la adrenalina. Para que vayas sobre seguro y no pierdas el tiempo en buscar por allí y por allá, esta semana en Petit Palace te regalamos algunos de los más destacados:

The X Door

La fiebre de los llamados “juegos de fuga” ha llegado con fuerza a Bilbao de la mano de The X Door, una empresa con presencia en Madrid y Barcelona que ha desembarcado con gran éxito en la capital vasca. Ubicado a unos 5 minutos del Museo Guggenheim y a poco más de 10 minutos caminando del Petit Palace Arana Bilbao, la experiencia promete momentos apasionantes que bien merecen la pena vivir en familia o con amigos.

Un parque de aventura en mitad del bosque

Esto es lo que ofrece Sopuerta Abentura (sí, abentura con “B”), un parque de aventuras ubicado en el corazón de un bosque bilbaíno lleno de árboles con más de una treintena de tirolinas de diferentes alturas y velocidades y con recorridos llenos de puentes colgantes, lianas, escalas de madera y un largo etcétera. Ideal para grupos de amigos y para familias, el recinto es perfecto para tomar contacto con la naturaleza local.

Si estás en la zona de Getxo, basta con que tomes como punto de partida el hotel Petit Palace Tamarises para luego poner rumbo a Sopuerta bien por la carretera de Santander o bien por el llamado Corredor del Cadagua.

Puenting desde Portugalete

Sí, como lo oyes: nuestro último plan pasa por dar un salto de altura desde el Puente de Portugalete, el puente colgante de Bilbao. No recomendado para cardíacos, lo cierto es que la experiencia es cuanto menos apasionante y frenética y es que se trata de uno de los puentes más altos del norte de nuestro país.

¿Los requisitos? No estar embarazada, no pesar menos de cuarenta kilos ni más de cien y -a ser posible- haber probado previamente la práctica del puenting.

Share Button
comentarios