¿Un día de playa en Madrid? Sí, ¡es posible!

¿Un día de playa en Madrid? Sí, ¡es posible!

Share Button

Con su grandeza y su riqueza cultural, Madrid cuenta con un hándicap que se agrava con la subida del mercurio: no, no hay playa, ya se sabe… Si bien son muchos los madrileños que han contemplado la piscina como parte imprescindible de su vivienda, lo cierto es que son mayoría los que -para refrescarse de un intenso día de calor- deben hacerse con un abono para la piscina del barrio o con un viaje de fin de semana (de varias horas) a la playa más cercana.

Ahora bien, ¿qué tal si os decimos que Madrid sí tiene playa? Aunque no son playas al uso, sí son lugares increíbles con un entorno mágico en el que disfrutar de un día de baños y sol. La mejor excusa para huir de las altas temperaturas que caracterizan el centro de la ciudad. Estas son las tres más conocidas:

La Playa de Alberche

Ubicada en Aldea del Fresno (a unos 50 kilómetros de la capital si tomas como punto de partida nuestro hotel Petit Palace Art Gallery), la popular playa fluvial de Alberche es uno de esos puntos de encuentro de madrileños y turistas que buscan huir del calor madrileño.

Más allá de ser famosa por su fácil aparcamiento y por contar con una zona ideal para disfrutar de un día de playa en familia (por eso de que se pueden colocar sombrillas), esta playa fluvial está rodeada de un entorno natural mágico que hace que el día en cuestión se convierta en toda una experiencia.

Playa de Los Villares

Bañarte en las aguas fresquitas del Río Tajo, esto es lo que nos ofrece la playa de Los Villares. Esta playa fluvial ubicada en el municipio de Estremera es el retiro perfecto para los que habéis elegido un hotel urbano en el centro de Madrid (como el Petit Palace Lealtad Plaza) y optáis por un día de excursiones y “playa madrileña”.

Un paisaje de película y un ambiente inmejorable en el que predominan las familias y los grupos de amigos. ¿Lo mejor? Si vas con coche no tendrás problema para aparcar ya que son varias las zonas en las que puedes dejar tu vehículo.

Las Presillas

En la sierra de Guadarrama toman forma las llamadas Presillas, unas piscinas naturales formadas por el paso del río Lozoya en las que bañarse es todo un placer y una experiencia. Aunque subir a la sierra desde la capital -o desde puntos como Petit Palace Embasy Serrano- nos llevará algo más de una hora, hacer la ruta merece la pena por la tranquilidad y la magia innata del lugar.  

 

Share Button
comentarios