Última oportunidad para descubrir la magia de El Bosco en el Museo del Prado

Última oportunidad para descubrir la magia de El Bosco en el Museo del Prado

Share Button

Más allá del hecho de que el Museo del Prado es una de las pinacotecas más grandes y relevantes del mundo, el principal museo de España es también un lugar en el que suceden cosas maravillosas, cosas que hay que vivir antes de que lleguen a su fin.

Una de esas “cosas” que se hallan en su recta final, y que no hay que dejar de disfrutar en esos días de relax por Madrid, es la exposición “El Bosco. El Centenario”. Esta muestra que dará por finalizada el próximo 11 de septiembre promete cerrar con datos históricos de visitantes. ¿Motivo? El hecho de que la exposición cuente con las obras más destacadas, bellas y cotizadas del pintor en una única ubicación.

Perfecta para todos aquellos que han elegido nuestros hoteles más céntricos de Madrid (hoteles como el Petit Palace Triball, el Petit Palace Savoy Alfonso XII o Petit Palace Cliper Gran Vía), la vista a esta exposición es una ocasión única para repasar, exprimir y disfrutar la vida y obra del que fuera uno de los pintores más influyentes y enigmáticos del Renacimiento. Y es que, además de la exposición permanente de El Bosco que se halla en el museo, la muestra tiene muchos motivos para no perdérsela.

Los secretos del reverso de los cuadros

Amante de los enigmas, los misterios y de todo aquello en lo que el ojo no se fija de forma natural, Hyeronimus Van Acken (aka “El Bosco”) no sólo se centraba en la parte obvia de un cuadro (la que vemos de forma directa) sino que -al apostar por el formato tríptico- el artista extendía la obra a su reverso. ¿Cómo? Añadiendo detalles difíciles de encontrar y que ahora pueden observarse con total claridad.

Detalles de los rincones más oscuros y ambiguos

Coloridos, amenos, interesantes pero tremendamente difíciles de interpretar y entender. Así son los cuadros de El Bosco, un artista que se caracterizaba por usar la ambigüedad tanto en su temática como en las formas y figuras de sus cuadros. Junto con esos detalles a los que no siempre se puede acceder, la exposición del Museo del Prado, aporta toda la información que el visitante necesita para entender la intencionalidad de ciertas formas, pasajes y colores.

Las rarezas de El Bosco

No hablamos de rarezas en su persona sino de aquellas obras que nunca fueron expuestas. Así, y además de la exposición de las obras más relevantes y conocidas del artista, la muestra de Madrid recoge infinidad de rarezas que nunca fueron expuestas al público. Joyas como obras menores de taller, miniaturas, relieves y bocetos.

Share Button
comentarios