Todos los secretos del casco viejo de Málaga

Todos los secretos del casco viejo de Málaga

Share Button

Es cierto que Málaga es una ciudad marinera por los cuatro costados pero también es cierto que este increíble destino del sur de España esconde muchos más secretos que van más allá de ese lado pesquero y marítimo.

Aunque el imponente Castillo de Gibralfaro es uno de sus principales reclamos, su auténtico casco histórico (o su “casco viejo”, como lo llaman sus habitantes) cuenta con tesoros que bien merecen ser descubiertos por el visitante. Si has decidido hacer una escapada relámpago a Málaga y has elegido un hotel de Petit Palace estás de enhorabuena porque su localización te permitirá estar a un paso de lo más destacado de la ciudad vieja.

Si es tu primera vez en Málaga y decides preguntar a cualquier malagueño de pro cuál es el punto de inicio ideal para una visita por el casco antiguo de la ciudad, sin duda la respuesta será la Calle Larios, el corazón social y comercial de la capital. Formada por un montón de tiendas de primerísimas marcas y por terrazas en las que el pescaito frito es el plato estrella, la visita a esta calle es casi de obligado cumplimiento.

Además de ver el patrimonio arquitectónico de la ciudad (formado por un amplio número de conventos, iglesias y palacios que datan de los siglos XVII y XVII), el paseo por el casco viejo de Málaga te llevará a comprobar el desarrollo urbanístico que la ciudad hizo a mediados del siglo XXI; una apuesta por las nuevas corrientes de la moda y que convirtieron a este punto andaluz en toda una referencia mundial.

Tras un primer paseo por lo más destacado de este punto comercial, nuestra recomendación es que visites “La Manquita”, la catedral de Málaga y toda una maravilla arquitectónica. Considerada la joya renacentista más valiosa de Andalucía, La Manquita se encuentra en un área en la que antiguamente quedaba ubicada la popular mezquita Aljama.

Y después de una buena dosis de arte malagueño, ¿qué tal llenar el estómago con alguna de las delicias sureñas en los locales más top de la ciudad? Aunque lugares hay para aburrir (todos de una calidad excepcional), hay algunos que nos encantan por su estilo y por su solera.

Lugares como el Refectorium Catedra, con sus platos de cocina de autor; la Taberna Uvedoble, pequeña pero con recetas exquisitas; el “KGB” del chef Kisko García o la Cervecería Los Gatos (una de las más típicas) no pueden faltar en tu lista.

Si después de una ruta por el centro de la ciudad te quedas con ganas de más, nada mejor que visitar ese lado marinero que tanta personalidad da a esta ciudad.

Share Button
comentarios