Sevilla prepara su Pasión de Semana Santa

Sevilla prepara su Pasión de Semana Santa

Share Button

El final de la cuaresma se está acercando y la emoción por la llegada de la semana grande de Sevilla se deja sentir en muchos rincones de la capital andaluza. En las cofradías se respira entusiasmo y nerviosismo por ultimar los detalles para tener a punto sus pasos. Los talleres de bordado dan las últimas puntadas a los mantos y palios. Y en las calles ya es palpable la alegría de los sevillanos que llevan un año esperando su acontecimiento más importante.

Sevilla se prepara para su Pasión de Semana Santa. Sevilla es mundialmente conocida por esta celebración religiosa, la cual se ha convertido en un importantísimo reclamo turístico. La capital recibe en estas fechas una cantidad ingente de visitantes atraídos por la expectación que despierta esta fiesta declarada de Interés Turístico Internacional. La ciudad se transforma durante una semana en la que tradición y fiesta se unen en uno de los acontecimientos españoles más importantes.

En la Semana Santa se conmemora la pasión, muerte y resurrección de Cristo. Los devotos demuestran su fe y agradecimiento a Jesucristo por su amor hacia las personas y por haber ido voluntariamente a la cruz para pagar por los pecados de su pueblo. Este agradecimiento se expresa por medio de las procesiones que llenan las calles de la ciudad. En Sevilla la Semana Santa se celebra del Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección, precedida por el Jueves y Viernes Santo que sirven de preparatorio de la que está considerada como la semana mayor de Sevilla.

Durante toda esa semana cada día se suceden diversas procesiones de las distintas Cofradías sevillanas. Cada hermandad hace su estación de penitencia un día en el que saca a la calle sus pasos para que los devotos puedan rendirse ante sus imágenes. Aunque el recorrido completo de cada cofradía varía, todas ellas tienen que hacer obligatoriamente el tramo de la carrera oficial hacia la Catedral. Este trayecto comienza en la plaza de Campana, pasa por la calle Sierpes, la plaza de San Francisco y la avenida de la Constitución para acabar en la misma Catedral de Sevilla a la que acceden por la puerta de San Miguel. Es posible que los horarios de las distintas procesiones y otros actos se solapen por lo que es aconsejable planificar previamente las cofradías que se quiere ver para no perder detalle.

El visitante debe saber también que algunas localizaciones se masifican de gente durante las procesiones por lo que se recomienda evitar las aglomeraciones y buscar lugares más cómodos desde los que verlas. Si se prefiere también se puede alquilar una silla en el tramo de la carrera oficial desde donde se puede ver pasar a todas las hermandades. Pero además de tradición y devoción, durante esta semana las calles de la capital andaluza también se llenan de alegría, de fiesta y de gente. Sevilla se llena durante estos días de entusiasmo, de aroma a azahar e incienso, de llanto, de devoción, de gratitud. Sevilla se convierte en Pasión. Conoce toda la Pasión de Sevilla en los hoteles de Sevilla de Petit Palace Hotels. Foto de portada de Rafael Rodríguez de En Femenino.

Share Button
comentarios