Un Sant Jordi lleno de propuestas

Un Sant Jordi lleno de propuestas

Share Button

Barcelona se viste de fiesta el 23 de abril para celebrar por todo lo alto el día de Sant Jordi, patrón de Cataluña. Es uno de los días más celebrados en esta comunidad donde es costumbre que este día los hombres regalen rosas a las mujeres y éstas libros a los hombres. En su origen, esta entrega de regalos se hacía entre las parejas de enamorados pero hoy en día también se regala a otros seres queridos. Es un día muy especial en el que las calles de la capital condal se llenan de gente por todas partes, el olor de las rosas impregna el ambiente y los libros son uno de los protagonistas de esta jornada en la que no faltan tampoco todo tipo de actividades y propuestas por toda la ciudad.
Sant Jordi a Barcelona El origen de esta fiesta viene de la mezcla de una serie de tradiciones que confluyen el mismo día. Por un lado, el 23 de abril se conmemora la muerte de Sant Jordi, que fue un caballero que consiguió derrotar a un dragón que atemorizaba a la población de Montblanc (en el sur de Cataluña). La historia cuenta que el dragón exigía cada día la entrega de una persona viva para alimentarse a cambio de no acercarse a la ciudad. Pero la fortuna quiso que un día la elegida fuera la hija del rey y, que justo antes de ser devorada, el caballero Sant Jordi apareciera y derrotara al monstruo, librando así a la princesa de su cruel destino. La leyenda narra también que de la sangre del dragón creció un rosal del que Sant Jordi cogió una rosa que entregó a la princesa. Se cree que ésta es precisamente una de las razones de la tradición de que los hombres regalen una rosa a la mujer amada. Otra de las tradiciones de las que viene esta fiesta es que este día era una costumbre medieval visitar la capilla de Sant Jordi del Palau de la Generalitat. Ese día se solía celebrar allí una feria de rosas o de “los enamorados”, lo cual se cree que también pudo ser uno de los orígenes de la tradición de regalar rosas ese día. Pero además, el 23 de abril también se celebra el Día del Libro en honor a la muerte en esa fecha de dos grandes literatos: Miguel de Cervantes y William Shakespeare. Este día se ponen tenderetes de libros y flores por toda la ciudad, si bien La Rambla es la calle principal por excelencia. Este paseo se convierte (más que de costumbre) en un auténtico hervidero de gente. Sant Jordi es una buenísima ocasión para comprar libros porque, además de que las editoriales aprovechan la fecha para presentar sus últimas novedades, se venden con importantes descuentos. Además, autores de renombre firman sus libros a pie de calle, lo cual es una oportunidad única de conocer de cerca al autor de nuestros libros preferidos. Sin duda Sant Jordi es una fecha estupenda para visitar Barcelona porque ya desde bien temprano la ciudad se llena de una magia especial, de un sentimiento específico compartido entre todos los asistentes. Y no solo eso, también se celebran por toda la ciudad un sinfín de actividades que merecen la pena. El Palau de la Generalitat, sede del gobierno catalán, hace una jornada de puertas abiertas para que la gente pueda conocer esta obra de la arquitectura gótica por dentro. Las bibliotecas también suelen organizar actividades y lecturas de fragmentos de libros. En la calle, además de los tradicionales puestos de libros y flores, también se hacen conciertos en las plazas, los populares castells, muestras de sardanas en la plaza Sant Jaume, exposiciones, actividades infantiles, cursos y talleres, firmas de libros… Y, por último, si quieres una sugerencia especial para disfrutar de Sant Jordi: en el Petit Palace Opera Garden contamos con un jardín modernista en Las Ramblas que es sin duda alguna una maravilla para descansar y por supuesto para leer algún libro. Petit Palace Opera Garden Sant Jordi es un día para no perderse Barcelona. barcelona-sant-jordi Foto de portada del blog Literariamente hablando.

Share Button
comentarios