Rutas bilbaínas para disfrutar de tu pasión por las dos ruedas

Rutas bilbaínas para disfrutar de tu pasión por las dos ruedas

Share Button

Cuando llega el mes de septiembre y bajan un poco las temperaturas practicar deporte se convierte en una opción perfecta. No hay mejor plan que regalarse alguna que otra sesión de running, trail o bici. ¿Un destino y un deporte para los que se van de vacaciones? ¿Qué tal Bilbao en bici?

La capital vasca es una joya de la naturaleza. No existe un lugar mejor en España en el que disfrutar del deporte de las dos ruedas, y es que además de poneros en forma, podréis disfrutar de vistas únicas y parajes maravillosos. Para todos esos amantes de la bicicleta que habéis decidido descubrir Bilbao, hemos preparado un itinerario por las rutas más recomendables de la ciudad.

La Ría sobre dos ruedas

Más allá de sus monumentos y de su gastronomía, el 80% de la esencia de Bilbao es su Ría y nada mejor que ella para convertirse en la ruta estrella de la capital bilbaína. Una ruta ancha, extensa y llana en la que se disfruta de la vista de los puntos más destacados de la ciudad.

Dado que acceder a esta zona de ciudad es más que sencillo (porque es el pulmón de Bilbao), llegar hasta ella no te llevará más de 15 minutos (siempre y cuando tomes como punto de partida el hotel Petit Palace Arana Bilbao o el hotel Petit Palace Tamarises)

Visitar el corazón de la ciudad

El centro histórico de Bilbao es otra de esas rutas recomendadas para los amantes de las dos ruedas; una opción perfecta si se opta -además- por las bicicletas gratis que Petit Palace Arana Bilbao pone a disposición de sus clientes. Disfrutar de la magia del Museo Guggenheim o tomar el fresco (entre tramo y tramo) en el bellísimo Parque de Doña Casilda son dos de los atractivos para los que se plantean optar por esta ruta.

De montaña a montaña

Bilbao es un destino ideal para los amantes de las dos ruedas que prefieren recorridos más intensos, y es que de todos es conocida su zona montañosa, sus recorridos, su belleza y sus muchísimas posibilidades. ¿Qué tal comenzar por el Kobetamendi? Aunque la ruta es de cierta dificultad, se trata de una subida que -con calma- se puede hacer en algunas horas.

Share Button
comentarios