¡Que viva San Isidro!

¡Que viva San Isidro!

Share Button

De las muchas citas de relevancia que tienen lugar en Madrid, San Isidro es la más relevante. Una festividad de carácter local que se celebra en este mes de mayo y que hace que por unos días los madrileños sustituyan su vestimenta habitual por el tradicional traje de chulapo y chulapa y salgan a las calles de la ciudad con un extra de orgullo.

Pasar unos días en la capital con motivo de las fiestas de San Isidro es una opción perfecta para todos aquellos que buscan desconectar del mundanal ruido regalándose un viaje relámpago. ¿El lugar más singular para descansar después de un día de fiestas locales por todo lo alto? Nosotros lo tenemos claro: el Hotel Petit Palace Posada del Peine, el hotel más antiguo de España.

Aunque para muchos el plato fuerte de la cita es la agenda taurina (una de las más importantes del país), lo cierto es que las Fiestas de San Isidro son mucho más. Hablamos de calles que se engalanan como nunca y que muestran ese lado castizo que tanto caracteriza a la capital en estos días. Sí, San Isidro se cuela por cada callejuela, por cada plaza y por cada rincón con mil y un planes para hacer, para disfrutar y para vivir como conciertos en las principales calles a concursos, pasacalles y verbenas. ¿Los días grandes de las fiestas? Los que van del 15 al 20 de mayo.

Y si bien el conjunto de la ciudad acoge la festividad como toca, no hay nada como vivir las Fiestas de San Isidro en el corazón de Madrid. Zonas como el mítico Barrio de Chamberí o las calles cercanas a la Puerta del Sol y a Gran Vía son algunas de las que viven con más pasión estos días de celebración. ¿Cómo? Con comidas populares y con bailes típicos de organillo hasta bien entrada la madrugada. Desde el Hotel Petit Palace Mayor Plaza lo podrás comprobar.

¿La mejor forma de vivir estas fiestas de alto interés cultural? Aunque opciones tendrás muchas para elegir, nuestra recomendación es que disfrutes de esos rincones míticos de Madrid que no te puedes perder (como el barrio de Fuencarral, la calle Serrano o el Retiro) para empezar a abrir boca con las Fiestas de San Isidro cuando ya el mediodía hace acto de presencia y, como toca y con un trago de vino tinto y con un buen plato de cocido cien por cien madrileño.

Déjate llevar por el ambiente que se respira estos días en la ciudad y no dudes en perderte por cada callecita y por cada plaza para descubrir esos talleres de marionetas, esos bailes improvisados y ese toque encantador innato de Madrid.

Share Button
comentarios