Las playas de Barcelona

Las playas de Barcelona

Share Button

La ciudad de Barcelona tiene la suerte de contar con varias playas a muy poca distancia que permiten pegarse un chapuzón o tomarse una copa al atardecer junto al mar sin tener que hacer grandes desplazamientos. La apertura al mar aporta mucha vida a las ciudades y ese es un plus que los barceloneses valoran y disfrutan.

Entre las playas más populares de la ciudad está la playa de la Barceloneta. Está comprendida entre el espigón del Gas y la playa de Sant Miquel. Probablemente ésta sea una de las playas más agradables de la ciudad gracias al ambiente que hay en su paseo marítimo o la vista que ofrece del perfil de Barcelona. Tiene una longitud de 422 metros y es una de las más antiguas de la ciudad. Además, es una de las más frecuentadas por los extranjeros y por la gente joven.

La playa de Sant Miquel es también una de las más antiguas de Barcelona. Se encuentra entre las playas de Sant Sebastià y la Barceloneta y tiene una longitud de 420 metros. Está bastante céntrica y cerca de barrios emblemáticos como el Gótico, lo que hace que sea una de las más concurridas.

Junto a la anterior, se encuentra la playa de Sant Sebastià, la cual se enmarca en el distrito de Ciutat Vella, al lado del puerto de Barcelona. Es la playa más larga de la ciudad y una de las cosas buenas que tiene es que se puede ir andando desde el centro de la ciudad, lo que hace que sea bastante cómoda para los barceloneses. También es una de las playas más frecuentada por los turistas, así como por las personas mayores.

La playa de Somorrostro ocupa un tramo de costa que antes pertenecía a la playa de la Barceloneta y que fue denominado con este nombre en honor a un antiguo poblado que vivía antaño en condiciones muy precarias. Tiene una extensión de 522 metros y su cercanía a la ciudad hace que también sea una de las preferidas por los jóvenes y los extranjeros.

6070b7e9edaf016c37448d70fbb416ab

La playa Nova Icària es probablemente una de las más tranquilas de Barcelona. Ocupa una extensión de 415 metros justo en el centro del litoral barcelonés. Tiene una amplia zona de instalaciones deportivas como una mesa de ping pong, dos campos de voley, así como un área de juegos. Al atardecer los bares de la playa encienden antorchas para que los visitantes puedan disfrutar de la puesta de sol tomando una copa tumbados en las tumbonas.

Por otra parte, la playa de Bogatell es también una de las más tranquilas, probablemente por estar un poco más alejada de la ciudad. También tiene equipamiento deportivo diverso, como mesa de ping pong, campo de fútbol o un área de voley. Se accede a ella al bajar la Rambla del Poble Nou y tiene una longitud de 702 metros. En esta playa los bares también encienden antorchas al atardecer lo que crea un ambiente único junto al mar.

Para disfrutar con comodidad de las playas de Barcelona nosotros te recomendamos que te alojes en uno de los hoteles en Barcelona de Petit Palace, desde los que podrás visitar fácilmente todas estas playas y los principales puntos de interés turístico como la plaza Cataluña.

Share Button
comentarios