Noches de cañas junto al Guadalquivir

Noches de cañas junto al Guadalquivir

Share Button

Decir que hace calor en Sevilla en el mes de julio no es algo que extrañe a nadie; el titular (como tal) no sólo es noticia en los telediarios sino que ha hecho especialmente popular a una de las capitales andaluzas por excelencia. Sin embargo, y aunque pueda sorprender, el calor sevillano no es impedimento para visitar la ciudad a fondo, eso sí… haciendo especial hincapié en esa parte “menos conocida” para el turista y que es perfecta para el verano.

Ya sea en una escapada romántica a Sevilla o en un viaje en toda regla (de 5 ó 6 días) la visita a los imprescindibles como la catedral de Sevilla - la popular Giralda- o los Reales Alcázares nunca pueden faltar. ¿Lo mejor? Que todas estas joyas están a un paso y en el corazón de la capital hispalense; allí Petit Palace tiene varios hoteles como el Petit Palace Santa Cruz, ubicado en el barrio más bello de la ciudad y perfectamente conectado con los puntos más relevantes de la misma.

¿Y cómo combatir el calor de las duras noches de verano en Sevilla? Sin duda optando por el plan que nunca falta en la agenda de ningún local: Los paseos y las cañas a la vera del Río Guadalquivir.

Aunque cerca de la famosa Torre del Oro hay varias terrazas en la que degustar esas típicas cervezas heladas de Sevilla; lo ideal es cruzar el río y conocer la Sevilla nocturna más auténtica… esa que brilla más que nunca en verano en el popular Barrio de Triana. Aunque allí los bares de tapeo y de cañas bien tiradas abundan, la mejor zona de todas es la que acaba en la Calle Betis.

En su larga callejuela no sólo es un hecho el que la temperatura baja algunos grados, sino que es famosa por su ambiente nocturno, su “pescaito frito” llegados de las bahías de Huelva y Cádiz y sus calamares del campo… todo acompañado de una cerveza bajo cero y de una vistas del “otro lado de Sevilla” que son realmente espectaculares.

En esa noche de cañas ideal a orillas del Guadalquivir no puede faltar la visita a bares tan auténticos y exquisitos como El Faro o La Primera del Puente, famoso en el mundo entero por sus pavías y sus croquetas de puchero.

¿Que después del tapeo apetece sentarse en una terraza de nivel con una buena cerveza gourmet made in Sevilla? Nada mejor que optar por un restaurante de esos de cuento como el Abades Triana. Un lugar único para vivir la noche sevillana con la Torre del Oro, el Guadalquivir y el mágico Puente de Triana como telón de fondo. Un plan perfecto para una ciudad llena de secretos únicos y bien refrescantes (y sí, también en verano)

Si estás pensando hacer una escapada a Sevilla este verano y quieres visitar el punto de encuentro estrella en sus noches de verano te recomendamos el Petit Palace Santa Ana, un hotel único y bien ubicado para los que quieren conocer la ciudad a fondo.

Share Button
comentarios