Málaga cultural: rincones y recomendaciones

Málaga cultural: rincones y recomendaciones

Share Button

Aunque toda España ofrece unas temperaturas y clima bastante llevadero, las ciudades más conocidas del sur tienen unos grados extra perfectos para evitar gorros, guantes y bufandas de 6 metros para salir a pasear en estos meses más duros del invierno.

Precisamente esta opción, la de pasear, es perfecta para materializarla en los meses de invierno en ciudades como Málaga. Aunque sus temperaturas en verano no son de las más sofocantes, la estación invernal le sienta bien a Málaga. La caída del sol a media tarde (por eso de estar más al este) y los contrastes en las tonalidades hacen que pasear por sus calles y visitar sus puntos más destacados sea una opción perfecta para quienes buscáis un lugar en el que desconectar por unos días.

Teniendo en cuenta que la ciudad es bastante manejable, nada mejor que disfrutar de esa escapada romántica en un Petit Palace de Málaga; un plan ideal para estar cerca de todo y para exprimir la ciudad del pescaito frito como nunca antes.

Hoy nos vamos a centrar en lo más típico del lugar, en puntos de obligada visita como la Calle del Marqués de Larios (aka Calle Larios) o la Catedral de Málaga. Y es que Málaga tiene otros puntos destacados que, en una segunda visita, puedes disfrutar con más calma y con más atención como la casa natal de Picasso, el artista malagueño más universal.

Ubicada cerca de la Plaza de la Merced (en el centro histórico de la ciudad), la Fundación Picasso Museo Casa Natal, es un centro que -además de ofrecer conferencias y actividades didácticas- sirve de punto de documentación para conocer las obras del destacado pintor malagueño.

Y como de museos va la cosa, no queremos pasar la oportunidad de recomendarte la visita al Museo Carmen Thyssen de Málaga, una destacada pinacoteca compuesta por diversas piezas de la colección de Carmen Thyssen-Bornemisza.

Además de la calidad de todas las obras que alberga el museo, el Carmen Thyssen puede presumir de tener una de las sedes más bonitas de la ciudad: el Palacio de Villalón, un palacio del siglo XVI que todavía mantiene parte de su encanto original gracias al excelente trabajo de conservación al que se somete de forma periódica.

Share Button
comentarios