Madrid: Una ciudad llena de estilos diferentes

Madrid: Una ciudad llena de estilos diferentes

Share Button

Con una historia a sus espaldas que podría dar la vuelta a la tierra varias veces, Madrid es una ciudad llena de contrastes que quedan plasmados no sólo en su distribución, forma de vida y arquitectura sino en un sello propio de estilos concretos que dan todavía más personalidad a la capital.

Como suele suceder, el paso del tiempo ha hecho que cada estilo quede asentado en un barrio concreto. Barrios que toman una identidad propia que queda plasmada en sus restaurantes, tiendas de moda y mucho más. Si habéis optado por pasar unos días en la capital en alguno de los hoteles que Petit Palace tiene en Madrid, estáis de enhorabuena porque sus localizaciones únicas os facilitarán la visita a esos barrios que no pueden faltar en vuestra ruta por la ciudad.

De todos los que hay Madrid (y son muchos), el Barrio de Salamanca se lleva la palma por lo señorial de sus edificios, sus calles y sus tiendas. Las mejores marcas de moda del mundo se dan cita en la famosísima Calle Serrano y por algo será; y es que el estilo en esta calle es un must. Si el shopping está en vuestra to do list para estas vacaciones no olvidéis que -muy cerca de esta mítica calle- queda ubicado el Hotel Petit Palace Presidente Castellana desde el que podéis arrancar una jornada de compras por todo lo alto.

Con otro golpe de estilo radicalmente diferente luce -cada vez más popular a nivel mundial- el mítico Barrio de Chueca (matriz de la Calle Fuencarral). Si bien sigue siendo fiel a esos toques punks y rock (los mismos que siguen atrayendo a turistas nacionales e internacionales que buscan la tendencia más underground en sus calles); lo cierto es que Chueca vive una nueva edad dorada con boutiques de diseño y marcas locales que hacen que el barrio esté lleno de “gente guapa” y con un estilo que es único e inimitable.

Otro de esos barrios imprescindibles a la hora de visitar Madrid es el Barrio de Malasaña, el más hipster y más in del momento. El nuevo barrio de moda de Madrid -el mismo en el que, según muchos, arrancó la mítica Movida Madrileña- es además un lugar en el que comer algunas de las delicias locales en su centenar de tascas y bares con terraza. El estilo en Malasaña es fiel a la camisa estampada y la música indie; por algo es el nuevo templo hipster del país.

En esta misma línea se situaría el cuarto barrio emblemático de Madrid: El Barrio de La Latina, uno de los más eclécticos y multiculturales de la ciudad en el que se funden multitud de estilos (actualmente otra de esas zonas para los amantes de la cultura hipster) y en el que la personalidad gana por goleada.

Barrios a parte, la capital cuenta con una veintena de barrios fieles a la una personalidad propia que merecen ser vistos. Partir del corazón de la misma optando por alojaros en alguno de los hoteles que Petit Palace tiene en el centro de Madrid es una opción perfecta para que no os perdáis nada de Madrid.

Share Button
comentarios