La Sevilla del Sánchez Pizjuán: de ruta por el Barrio de Nervión

La Sevilla del Sánchez Pizjuán: de ruta por el Barrio de Nervión

Share Button

Aunque lo neguemos, somos mayoría los que -en nuestros días de vacaciones- nos limitamos a visitar los centros históricos de las ciudades, ya sea por falta de tiempo, por desconocimiento o porque nos dejamos guiar, a veces en exceso, por las recomendaciones de las guías turísticas. Sobra decir que una ciudad es mucho más que un casco histórico así que en nuestro nuevo artículo hemos decidido salir de la zona de confort visitando uno de los barrios más auténticos de Sevilla, el Barrio de Nervión.

Si has decidido hacer una escapada de fin de semana en un hotel en Sevilla de Petit Palace no dejes de visitar esta zona de la ciudad. Este barrio, al estar más alejado del centro histórico (si vas caminando no tardarás más de 40 minutos), conserva toda la esencia de la capital hispalense en todos los sentidos: tradición, acento, gastronomía, etc.

El Barrio de Nervión es un lugar de contrastes en el que las callecitas (propias de pueblo) se alternan con grandísimas avenidas llenas de centros comerciales de referencia y de grandes firmas de moda (todas la que te puedas imaginar y muchas otras más). Un lugar lleno de típicas casas sevillanas con balcones llenos de geranios y en los que los “afilaores” todavía hacen uso del tradicional chiflo para llamar la atención de sus clientes. Un barrio simplemente encantador que merece la pena visitar.

Junto con esta posibilidad de poder captar todo lo bueno del carácter sevillano, el Barrio de Nervión tiene puntos que no te puedes perder, lugares como el Estadio Ramón Sánchez Pizjuan, o lo que es lo mismo: el campo de fútbol del Sevilla (la competencia directa del Betis, el otro equipo de la ciudad). Aunque en su interior no tiene nada llamativo que sobresalga por encima de otros estadio, lo cierto es que su exterior es impresionante gracias al mosaico de grandes dimensiones que viste la entrada principal.

Otro de esos puntos que dan un extra de encanto y personalidad al Barrio de Nervión es la Fábrica de Cerveza Cruzcampo. Una sede que puede visitarse (ya que está en desuso) y que data del año 1904.

Por último, y para los que sois amantes de los edificios antiguos y de la cultura de nuestra país, os recomendamos la visita a la Iglesia de la Concepción Inmaculada. Una obra eclesiástica que data de 1925 y que fue construída en el marco de la Exposición Iberoamericana que Sevilla celebró en el año 1929.

Share Button
comentarios