La pelota vasca, mucho más que un deporte en Bilbao

La pelota vasca, mucho más que un deporte en Bilbao

Share Button

Una de las cosas que más nos gustan de País Vasco es su autenticidad y su espíritu cien por cien local. Con un carácter único, la comunidad vasca -con su capital Bilbao a la cabeza- es toda una referencia tanto en parajes naturales como en gastronomía, en estilo de vida o incluso en el deporte. Y es que -a diferencia de lo que se puede llegar a pensar- deportes locales como la pelota vasca son infinitamente más seguidos que otros más convencionales como el baloncesto, el fútbol o el ciclismo.

Conocida como la Euskal Pilota, la llamada pelota vasca es una disciplina deportiva imprescindible para conocer en profundidad la cultura, las costumbres y, cómo no, la historia de cada ciudad, comarca y pedanía de todas las que conforman Euskal Herria. Y es que -desde siempre- cada patio de colegio, en cada iglesia y en cada plaza central se convertía, al caer la tarde, en el punto de encuentro de los amantes de este deporte de táctica y técnica.

Un deporte que toma como base los principios de frontón pero que cuenta con sus particularidades locales, esas que únicamente pueden verse en directo y en plena competición. ¿Es tu primera vez en el territorio vasco y sientes curiosidad por este deporte que tantas pasiones despierta? Si tomas como punto de partida tanto el Petit Palace Tamarises (ubicado en el centro de Bilbao) como el hotel Petit Palace Arana Bilbao de Getxo, estarás a muy poca distancia de los principales polideportivos en los que se disputan muchos de los partidos semanales. Eso sí, para que sepas en qué consiste un partido, hoy te contamos todos los detalles sobre el deporte estrella de Euskadi.

Diferentes modalidades

Una de las particularidades de la pelota vasca es la amplitud en su modalidad de juego. A diferencia del frontón, en la Euskal Pilota se puede elegir entre un “trinquete” (modalidad mixta que se juega con una pelota y de goma) y un frontón de diferentes altura, a elegir entre 30 metros, 36 o hasta de 50, el más relevante, exigente y profesional de todos.

El equipamiento y la cancha

Idéntica a la cancha empleada en el frontón tradicional, la pelota vasca se juega con una pelota de goma y una pala de cuero, la misma que sirve para lanzar la pelota contra la pared de diferentes altura). Si bien lo propio es jugar con la pala vasca, en Euskadi existe otra modalidad adicional que se juega en la misma cancha pero que se practica con una raqueta pequeña similar a la que se usa para jugar al pádel pero con la forma de una raqueta de tenis.

 

Share Button
comentarios