La Palmera, algo más que una avenida sevillana

La Palmera, algo más que una avenida sevillana

Share Button

Señorial, auténtica y con siglos de historia, así es la Avenida de la Palmera, una de las zonas más destacadas y auténticas de Sevilla. Aunque muchos (sobre todo los locales) la ven como la principal avenida de la ciudad (por eso de dar la bienvenida a los que la visitan en coche), la Palmera es un lugar en el que se respira cultura, historia y azahar.

Custodiada a la izquierda por el río Guadalquivir y a la derecha por parques como el de María Luisa, la Avenida de la Palmera fue la sede de la Exposición Iberoamericana de 1929, de ahí que en sus dominios podamos disfrutar de construcciones tan auténticas como las del antiguo Conservatorio de Música o el llamado Costurero de la Reina.

Visitar la Avenida de la Palmera es uno de esos must para los que eligen la capital hispalense como destino vacacional. Y es que es además de ser un paseo en llano (sin cuestas) y con unas vistas únicas del Guadalquivir, la avenida sevillana regala al visitante infinidad de puntos de interés así como zonas de descanso en los que recuperar energías después de la larga caminata.

Aunque está bien conectado con el Petit Palace Santa Cruz y con el Hotel Petit Palace Marqués de Santa Ana, nada mejor que iniciar la ruta desde el Petit Palace Canalejas ya que está ubicado a pocos minutos de la avenida sevillana. ¿Qué puntos no te puedes perder en esta ruta?

  1. El barrio de Heliópolis: Con sus casitas blancas, la visita al barrio de Heliópolis es un obligado para disfrutar de los restos de la Exposición Iberoamericana de 1929 y es que esta urbanización se edificó para dar cobijo a gran parte de los desplazados que debían trabajar en la feria. Con un marcado toque señorial y muy andaluz, la zona cuenta con bares de tapitas en los que la cerveza bien fría es el principal reclamo (especialmente en verano).
  1. El Parque de las Palomas y los pabellones del 29: Además de ser uno de los pulmones verdes de Sevilla y una de las puertas para acceder al popular Parque de María Luisa, el Parque de las Palomas es un punto de encuentro de las familias sevillanas. Un lugar en el que disfrutar del sabor local de la ciudad y en el que disfrutar de las chucherías que los carritos venden a pie de calle. ¿Lo mejor? Evitar las horas puntas del día ya que el lugar no cuenta con demasiada sombra.

Además del parque sevillano, La Palmera está custodiada por pabellones altamente fotografiables y de visita recomendada. Pabellones que formaron parte de la exposición del 29 y que se mantienen en perfecto estado.

Share Button
comentarios