El sueño de una noche de verano en Salamanca

El sueño de una noche de verano en Salamanca

Share Button

Aunque puede parecer que una vez que acaba el curso universitario la ciudad de Salamanca entre en estado de inactividad total, lo cierto es que una de las ciudades más monumentales y bonitas de nuestro país se presenta más vibrante que nunca en los meses de verano (y sí, también en agosto).

Si has pensado visitar la ciudad y has elegido algunos de los hoteles de Petit Palace en Salamanca, no sólo verás el lado más auténtico y desconocida de la capital (“la Salamanca de los salmantinos”) sino que estarás a un paso de todo. Hoy te contamos todo lo bueno que la ciudad ofrece a los visitantes que la eligen como destino vacacional; toma buena nota porque los planes abundan por doquier.

Aunque lo propio -en toda primera visita a Salamanca- es admirar la magnificencia de Casa de las Conchas o buscar la rana y la calavera en la fachada de la Universidad; lo cierto es que la ciudad tiene tesoros que resurgen al atardecer y que convierten las noches de verano en toda una experiencia.

Un plan perfecto para empezar la tarde (después de haber descansado y disfrutado de esos servicios sin igual tan propio de nuestros hoteles) es hacer una visita al Café Novelty. Un lugar fundado en 1905 famosos por sus exquisitos helados artesanos elaborados cada día de la semana.

Cuando el ocaso está en su momento álgido es ese momento ideal para dejarse llevar por el ambiente romántico que caracteriza a Salamanca, así que anda mejor que disfrutar de los paseos por la ciudad. ¿Los mejores destinos? Algunos de sus múltiples parques, el siempre majestuoso Huerto de Calixto y Melibea; o la Casa Lis (otra joya arquitectónica que merece una visita en profundidad).

La mejor hora el día es cuando la luna está en lo más alto y las estrellas iluminan con avaricia la ciudad. Puedes empezar por darte un merecido paseo gastronómico por la popular Calle Van Dick. Además de estar a un paso de todo (en Salamanca puedes ir caminando casi a cualquier punto de la ciudad), la calidad de sus tapas -famosas dentro y fuera del destino- están a la altura al colorido innato y a la autenticidad de esta calle castellana.

Una vez que hayas saboreado lo mejor de la calle Van Dick puedes disfrutar de las sesiones de los mejores dj´s de la ciudad o de obras de teatro en uno de los lugares más originales de la ciudad: El Café Bar Tío Vivo. Un lugar totalmente diferente en el que relajarte tomando cócteles únicos.

¿Que te apetece salir de la ciudad? No dudes en informarte de las muchas fiestas patronales que se celebran alrededor de la capital: Gastronomía en estado puro, autenticidad castellana y mucho y buen ambiente. Un plan perfecto para vivir a fondo tus vacaciones por el centro del país.

Share Button
comentarios