El secreto de la auténtica paella valenciana

El secreto de la auténtica paella valenciana

Share Button

Es uno de nuestros platos más internacionales; la paella valenciana no sólo tiene vida e historia propia (poniendo en la bellísima ciudad de Valencia en todo un pedestal gastronómico) sino que es todo un reto para esos que gustan de echar sus buenos ratos entre fogones. Y es que ya se sabe, hacer una auténtica paella valenciana tiene su miga y sus misterios… pero ¿poder? Se puede.

Si el Levante español es tu destino de para estas vacaciones de verano y has elegido alguno de los hoteles de Petit Palace en Valencia tendrás la gran suerte de estar a un salto de algunos de esos restaurantes a los que debes ir si  quieres llevarte a la boca algunas de las mejores paellas de Valencia.

Y aunque te lleves la receta bajo el brazo ¿cuáles son algunos de esos palacios paelleros de la capital levantina? Toma nota porque arrancamos por la zona de la Playa de la Malvarrosa, allí está La Pepica, un lugar famoso por sus paellas y por contar (en el pasado) con Ernst Hemingway o la actriz Ava Gardner como clientes asiduos.

Entre los más chic de la capital figura el Bar Rausell, un lugar que (aunque algo alejado del centro y de la zona Lonja o Catedral) ofrece a sus comensales una paella de primer nivel envuelto en una decoración exquisita.

Eso sí, si lo que de veras te pide el cuerpo es visitar el Centro de Valencia y probar una buena paella cerca de la Catedral, descuida porque a pocas calles te toparás de frente con el restaurante La Riua, uno de los mejores en esto de hacer riquísimas paellas valencianas. No es el más glamuroso ni minimalista pero os garantizamos que las paellas están riquísimas.

¿Que una vez que vuelves a tu ciudad de origen quieres lanzarte y hacer una paella valenciana en toda regla? Pues toma buena nota porque hay algunos secretos (de obligado cumplimiento) que no se pueden pasar por alto. Si los cumples a rajatabla te podemos garantizar que te convertirás en un auténtico paellero:

  1. Conocer bien los ingredientes que usan los expertos  y dejar los experimentos para otros.
  2. Apostar por una paellera pequeña (lo ideal es empezar por una para 2 personas)
  3. No pasarte con el aceite de oliva (ya que la carne soltará su propio aceite)
  4. Sofreír la carne y las verduras… pero ojo, sofreir, nada de “achicharrar”. Para evitar sustos remueve los ingredientes de vez en cuando. Ten en cuenta que el secreto está en este punto.
  5. Controlar bien las cantidades de arroz versus caldo
  6. Ponerle poca sal y mucho cariño
Share Button
comentarios