El Pajarete, el vino más rico (y mítico) y de Málaga

El Pajarete, el vino más rico (y mítico) y de Málaga

Share Button

Independientemente de que haga buen tiempo o no, lo cierto es que la comunidad andaluza -con ciudades como Sevilla, Cádiz o Málaga a la cabeza- es un lugar en el que gusta disfrutar de un mediodía de tapas entre amigos con una buena copa de vino fresquito y dulce. ¿Nuestro favorito en Petit Palace? El pajarete, una auténtica delicia que -lejos de lo cómico del nombre- deriva de un meticuloso proceso de elaboración en el que no faltan meses de fermentación ni tampoco reposo en barricas especiales.

El origen de este vino ligero y fino hay que hallarlo en dos puntos concretos de nuestra geografía nacional como son Villamartín y Prado del Rey, dos pueblos señoriales pertenecientes a la provincia de Cádiz en los que dieron tomaron forma los primeros viñedos que llenarían las botellas del por aquel entonces llamado “paxarete”.

El resultado fue tan brillante y delicioso que el producto se extendió como la pólvora por otros rincones de Andalucía llegando a puntos de Málaga como Arroyo la Miel, un pueblo ubicado en el término municipal de Benalmádena (al que llegarás en menos de 20 minutos en coche si tomas como punto de partida nuestro hotel Petit Palace Plaza Málaga) en el que dicho vino alcanzaría fama y Denominación de Origen.

¿Cuáles son los factores que han dado nombre a este caldo malagueño? Hay que partir de la base de que no hablamos ni de un vino tinto ni de un vino blanco. El pajarete es un vino que bien podría ser un licor (por eso de su alto contenido de azúcar natural). Un caldo artesano de tono ámbar y sabor fino y delicioso que se convierte en el compañero ideal de unas tapitas malagueñas o de una velada de tarde entre amigos.

El secreto de este vino malagueño (popular también en otros países como Chile) reside en la mezcla maestra de uvas (un poco de uva Huasco y otro poco de uvas Alejandría y Austria) y en su crianza en barricas de roble americano.

Pajarete Cream, lo más de lo más

Aunque son diversas las variedades y marcas que se pueden encontrar de este vino, es el Pajarete Cream el que se lleva la palma por su sabor y su calidad. Una variedad de Pajarete a la que se añade un poco de Pedro Ximénez (aka “vino de Jerez”) así como de uvas moscatel y Rome.

En definitiva, uno de esos productos que nos puedes dejar de probar en tu próxima visita a Málaga. ¿Que todavía no tienes fecha? No dejes de mirar las ofertas del Petit Palace Plaza Málaga.

 

Share Button
comentarios