El bocadillo de calamares, mucho más que un manjar made in Madrid

El bocadillo de calamares, mucho más que un manjar made in Madrid

Share Button

Lo que para unos es una receta imposible para otros es un auténtico manjar made in Madrid. Sí, hablamos del llamado “bocata de calamares”, una de esas recetas estrella en la gastronomía urbana de la ciudad de Madrid (la de los bares de barrio y la de las tascas) que todavía hoy es más que un reclamo culinario tanto para los viajeros como para los locales.

Elaborado de forma maestra con el pan recién hecho (a poder ser pan de barra), calamares tiernos fritos y un chorreón de aceite de oliva virgen extra (o bien con alguna salsa tipo brava o mayonesa), el bocadillo de calamares forma parte de esa ruta cultural que da nombre y sentido a la capital del país. ¿Cuáles son los puntos de Madrid indicados para disfrutar del bocadillo más famoso de toda la meseta central? Hoy te damos algunas pistas:

Los bares de la Plaza Mayor

Más allá de los miles de visitantes que reciba a lo largo del día, la Plaza Mayor es un punto de encuentro de todos aquellos locales que no conciben el mediodía sin disfrutar de unas tapas madrileñas recién hechas. ¿El menú perfecto? Un chatito de vino o una caña y un mini montadito con calamares y aceite de oliva. Una tradición que ha alcanzado tal nivel que son muchos los madrileños que dicen que la Plaza Mayor huele a bocata de calamares.

Ya sea en los grandes restaurantes (con comedores interiores) o en las tasquitas con una barra alta como único lugar de consumición, lo cierto es que la experiencia merece la pena y mucho. ¿Lo mejor? Su ubicación, y es que estarás a menos de dos minutos de cualquiera de estos templos gastronómicos si tomas como punto de partida el hotel Petit Palace Mayor Plaza.

El brillante

A medio camino entre los hoteles Petit Palace Arturo Soria y Petit Palace Ducal Chueca y el Museo del Prado se encuentra El Brillante, otro de esos restaurantes cien por cien madrileños en los que el bocata de calamares es toda una religión. Aunque no es el más económico (puede llegar a alcanzar los diez euros), su receta es famosa en toda la ciudad.

Los bocadillos

En la calle Marqués de Urquijo se encuentra el bar “Los Bocadillos”, un local muy típico de Madrid en el que encontrar combos únicos (y baratos) de bocata de calamares y caña madrileña a menos de cinco euros. Eso sí, no lo dejes como última opción ya que el local se llena rápidamente (especialmente los fines de semana a mediodía).

 

Share Button
comentarios