El arte de las tapas en Bilbao

El arte de las tapas en Bilbao

Share Button

Visitar Bilbao y no irte de tapas debería ser considerado como un pecado. La elaboración de las tapas y de los pinchos en esta ciudad vasca es todo un arte al que residentes y visitantes rinden culto de la manera más fiel. Y no es para menos, los pinchos que encuentras en las numerosas tabernas y tascas bilbaínas son auténticas delicias pensadas para satisfacer los paladares más exquisitos.

Aunque puedes encontrar buenos pinchos en tabernas por toda la ciudad, lo cierto es que hay algunas zonas que destacan por la alta concentración de bares recomendables. Uno de los más concurridos es el casco viejo de Bilbao, donde un entramado de siete u ocho calles reúnen la mayor cantidad de locales de pinchos de la ciudad, lo cual hace que sea una de las mejores zonas para hacer ruta de pinchos en Bilbao.

Así, dentro del casco viejo destacan calles como la de Somera, el paseo del Arenal o la calle Askao, donde se ubica la taberna Askao Berri con sus famosas txapelas y traineras, una especie de bocadillitos y medias lunas con diferentes rellenos que hacen las delicias de quien las prueba.

También es muy conocido en el casco antiguo la plaza Nueva, donde se encuentran bares tan destacados como el Gure Toki, un habitual de las finales de concursos de pinchos. La plaza de Unamuno y la calle Jardines también están bastante concurridas de establecimientos de pinchos como el Berton, donde su amplia variedad te hará tener que tomar duras decisiones para elegir cual comer.

En la calle Santa María también hay muchas tabernas de pinchos y tapas estupendas, como el Bar Santa María, el Gatz o el Txiriboga, entre muchos otros recomendables.

Pero fuera del casco antiguo también hay otras zonas para hacer ruta de pinchos, como la céntrica y peatonal calle Ledesma, donde está el Bar El Molinillo con sus pequeñas delicias. En la calle Diputación hay también varios establecimientos muy populares, como La Villa del Ensanche, así como en la calle Licenciado Poza, donde hay locales tan afamados como el Bar Serantes. Otras calles destacadas para ir a tomar tapas son Deusto, la García Rivero o los alrededores del Museo Guggenheim.

Tabernas no faltan en Bilbao y ganas de degustar estas pequeñas obras de arte tampoco, así que no pierdas la oportunidad y pásate a comprobarlo por ti mismo. Y para disfrutar de una completa experiencia de confort te recomendamos que te alojes en alguno de los hoteles de Petit Palace en Bilbao.

Share Button
comentarios