Descubriendo la Barcelona modernista

Descubriendo la Barcelona modernista

Share Button

La arquitectura de Barcelona destaca frente a la de otras ciudades de una manera especial. Allí eclosionó el modernismo catalán hasta convertir a la capital en todo un referente estilístico europeo. Dar un paseo por algunas de sus calles para descubrir sus tesoros arquitectónicos modernistas es un placer al que bien merece la pena dedicar algún tiempo.

El modernismo catalán es un movimiento, principalmente arquitectónico, que se desarrolló especialmente en Barcelona y el cual se asocia a otras vanguardias europeas de finales del siglo XIX como el Art Nouveau, el Jugendstil o el Liberty style británico. Sus tres precursores principales en Barcelona fueron los arquitectos Antoni Gaudí, Lluís Domenech i Montaner y Josep Puig i Cadafalch.

La Barcelona modernista puede admirarse tanto en algunos de sus edificios más emblemáticos, como la Sagrada Familia o La Pedrera, como en algunos de sus barrios y calles que concentran la mayor parte de los edificios modernistas de la capital, como el Eixample o el paseo de Gracia.

Sagrada-familia-barcelona

Sagrada Familia, Barcelona

Tras la revolución industrial, la ciudad se amplió de manera considerable y muchos burgueses catalanes de la época eligieron el barrio del Eixample para construir sus residencias de estilo modernista, el cual se puso muy de moda en ese momento entre la clase adinerada.

Allí resaltan especialmente algunos edificios como La Casa de les Punxes, de Josep Puig i Cadafalch, que está ubicada en la avenida Diagonal. Del mismo arquitecto destaca también en la avenida Diagonal el Palacio del Baró de Quadras. Asimismo, también es todo un referente del modernismo en este barrio la Casa Camalet, de Salvador Valeri, que puede admirarse en la calle Córsega y en la cual se evidencia claramente la influencia de Gaudí.

En la conocida como la Manzana de la Discordia se encuentran también otras casas modernistas de importante valor arquitectónico como la Casa Batlló de Antoni Gaudí, la Casa Ametller de Puig i Cadalfach, y la Casa Lleó Morera de Lluís Domènech i Montaner.

 

Pero en cuanto a modernismo catalán se refiere, Barcelona alberga algunos edificios famosos que representan la máxima expresión de este movimiento arquitectónico. Especial mención merecen iconos como la Sagrada Familia, la Pedrera, el Palau de la Música Catalana, el Parc Güell o el Hospital de Santa Creu i Santa Pau.

Parque Güell

Parque Güell

 

Share Button
comentarios