Descubriendo el milenario Barrio del Carmen, en Valencia

Descubriendo el milenario Barrio del Carmen, en Valencia

Share Button

Ciudad de tradiciones, de callecitas a la sombra y de autenticidad, Valencia es un lugar en el que cada barrio tiene vida propia y un carácter sin igual. Sí, especialmente los barrios que dan vida al corazón de la ciudad… Esos que tienen como máximo exponente el mítico Barrio del Carmen, uno de los más conocidos y más especiales por su historia, por su forma y por su encanto natural.

Perfectamente conectado con el Petit Palace Bristol y también con el hotel Petit Palace Germanías, hablar del Barrio del Carmen de Valencia es hacer referencia a una zona cuyos orígenes se remontan al siglo XIV (sí, nada menos). Un lugar que ha tenido diferentes funciones a lo largo de los siglos y que ha hecho las veces de refugio (en la época musulmana), burdel, lugar de residencia de la burguesía de la ciudad (en la época medieval) o hasta huerta.

Ya sea caminando o disfrutando de un paseo en bici gracias a las bicicletas gratuitas disponibles en el hotel Petit Palace Bristol, visitar el barrio es algo más que un paseo por la historia de Valencia; es una opción ideal para conocer algunas de las joyas arquitectónicas de la ciudad. ¿Cuáles son esos lugares de visita recomendada?

Las Torres de Serranos

En la época cristiana Valencia era una ciudad totalmente amurallada protegida por un total de 12 puertas que daban acceso y salida a los ciudadanos de la misma. De estas puertas, la Torre de Serranos es la que mejor recoge esa esencia medieval tan propia de Valencia. Un monumento perfectamente conservado que regala panorámicas únicas a los amantes de la fotografía.

El Mercado de Mossen Sorell

Aunque ha sido remodelado en varias ocasiones, el Mercado de Mossen Sorell es uno de los lugares más emblemáticos en el Barrio valenciano del Carmen. Construido por el arquitecto Ángel Romaní, su historia se remonta a mediados del siglo XX.

Iglesia del Carmen

Además de dar nombre al barrio valenciano, la Iglesia del Carmen era el lugar sobre el que reposaba el antiguo Convento del Carmen. Una construcción religiosa con diferentes referencias artísticas que dan buena muestra de los cambios que ha sufrido la ciudad. Si bien la visita merece la pena ya en sí, no hay que dejar de indagar la zona para identificar partes concretas del antiguo convento.

De tapas y horchatas

Otros de los reclamos del Barrio del Carmen es su amplia oferta gastronómica y de tiendas. Desde cafeterías antiquísimas en las que disfrutar de una horchata fresquita con fartones a tascas de tapeo en las que probar alguna de las muchas cervezas artesanas con el sello made in Valencia.

Share Button
comentarios