Descubriendo el Bilbao de Miguel de Unamuno

Descubriendo el Bilbao de Miguel de Unamuno

Share Button

Cuando se trata de hacer gala de nombres relevantes de la historia de nuestro país, la capital vasca brilla con luz propia. Y es que -además de dar cobijo a numerosos cocineros de calibre internacional (como Juan Mari Arzak, Martín Berasategui o Karlos Arguiñano) o a diseñadores de moda que han sabido seguir, con maestría, los pasos de Balenciaga- Bilbao es tierra de personalidades de la literatura. ¿El mejor ejemplo? Miguel de Unamuno, hijo pródigo de la ciudad y uno de los nombres más señalados de las letras españolas.

¿Tienes previsto visitar la capital vasca para disfrutar de unos días de relax en Petit Palace Arana o bien en Petit Palace Tamarises? Hoy nos vamos de ruta para seguir los pasos de este literato que marcó un antes y un después en las generaciones del 27 y del 98.

El centro, el punto de inicio

Aunque casi cualquier visita a una ciudad comienza en el centro, a la hora de visitar el Bilbao de Miguel de Unamuno, este punto de inicio cobra especial importancia y es que fue en una casa de la calle Ronda de Bilbao (en el puro centro de la ciudad) donde el ilustre escritor nació allá por el año 1864.

Las callejuelas angostas de la capital vasca, la iglesia de la Encarnación, sus plazas empedradas (como la bonita Plaza Nueva) y sus casitas de colores con pequeños balcones adornados con flores fueron cruciales para la vida de un joven Unamuno que decidió abandonar sus estudios de pintura para dedicarse en cuerpo y alma a la literatura.

El Arenal, un antes y un después

El gran literato pasó gran parte de su adolescencia en el barrio de el Arenal, un punto mítico del centro de la capital vasca que -en el caso de Miguel de Unamuno- fue crucial para dar forma a su personalidad; esa que se puede oler en las páginas de sus libros.

Se podría decir que fueron muchas las horas invertidas en los cafés del Arenal (esos que toman forma cerca del Teatro Arrigada). Un tiempo de observación que Miguel de Unamuno usaría para dar forma a varios de sus personajes.

En busca de la paz de la Ría

No podíamos acabar este paseo por el Bilbao de Miguel de Unamuno sin hablar de la ría y de lo mucho que marcó la infancia del escritor vasco.

El barrio de Deusto (uno de los que lindan con la ría bilbaína) no sólo era su segunda “casa” sino que fue un lugar que le marcó especialmente, de ahí que hiciera referencia a ella (directa o indirectamente) en algunos de sus libros.

 

Share Button
comentarios