De paseo por el Mariposario de Benalmádena, en Málaga

De paseo por el Mariposario de Benalmádena, en Málaga

Share Button

De los muchos destinos costeros que dan forma y sentido a nuestro país, Málaga es uno de los más eclécticos y sorprendentes. Un territorio afortunado en el que brilla el sol casi cada día del año y en el que disfrutar -como nunca- de una gastronomía única, de un ritmo de vida tranquilo y de una oferta de ocio realmente original con experiencias destacadas como la subida al Monte Calamorro (en la Sierra de Mijas) en teleférico o la visita al popular Mariposario de Benalmádena, nuestro protagonista de hoy en Petit Palace.

Sentir la experiencia de caminar entre miles de mariposas de vivos colores es lo que te llevarás en una visita al Mariposario de Benalmádena, un reino natural con más de 1.500 especies de mil y un colores colores y de diferentes tamaños llegadas de todos los rincones del mundo y un  lugar en el que las mariposas viven en libertad entre frondosos campos de flores y encantadoras cascadas artificiales.

Abierto todos los días del año y ubicado a menos de veinte minutos si tomas como referencia el hotel Petit Palace Plaza Málaga, el Mariposario toma forma en un recinto con forma de templo tailandés y es ideal para para un viaje en familia, y es que nos acerca -de una forma encantadora y única- al ciclo de vida de estos misterios, frágiles y bellos insectos. Dado que la vida de una mariposa no va más  allá de las dos o tres semanas (cuatro en algunas especies exóticas), es sencillo poder ver nacer a nuevas especies.

Un entorno único para amantes de la naturaleza

Además de ser un lugar perfecto para visitar en familia (por su variedad y por su precio asequible a todos los bolsillos, un precio que no supera los diez euros en ningún caso), el Mariposario de Benalmádena es un entorno natural sin parangón con una riqueza botánica única que es crucial para garantizar la supervivencia de estos bonitos y exóticos insectos.

Teniendo en cuenta que cada tipo de mariposa requiere de un tipo de planta (ya sea para alimentarse o para reproducirse), no es de extrañar que sean miles los tipos de plantas que toman forma en el Mariposario.

Plantas llegadas de puntos como Bali o Costa Rica -entre muchos otros destinos- que llenan el lugar de un colorido excepcional y de un aroma encantador. ¿Las que no te puedes perder? Las plantas ornamentales (las más bonitas y originales en color y forma), las flores de néctar  y las Plantas Hôtes, esas que hacen las veces de lecho para las pequeñas orugas.

 

Share Button
comentarios