De casetas por la Feria de Málaga

De casetas por la Feria de Málaga

Share Button

Llega el mes de agosto y con él una de las citas regionales con más estilo y solera del sur de nuestro país: la Feria de Málaga calienta motores y lo hace por todo lo alto con sonidos flamencos de fondo y con olor al riquísimo y tradicional pescaito frito.

Así que si has elegido el mes de agosto para desconectar de tus quehaceres diarios y  poner rumbo a esta bellísima ciudad andaluza estás de enhorabuena porque los hoteles de Petit Palace en Málaga tienen localizaciones que te harán estar a un paso de la que es, para los malagueños, la cita grande del año.

A diferencia de otras Ferias de la geografía andaluza, la de Málaga tiene lugar en pleno verano y cuenta con una agenda de eventos que no te puedes ir de ahí sin lucir palmito con tu vestido de flamenca o tu traje de corto sea un must en tu viaje veraniego (y os contamos un secreto: puedes alquilarlos en las tiendas del centro de la ciudad a muy buen precio).

Para los que nunca hayáis visitado la fiesta grande de los malagueños, cabe destacar que es la única Feria (como tal) que usa dos recintos diferenciados: Uno para el día y otro para la noche. ¿El plan ideal? Conocerlos a fondo los dos paseando por las casetas más auténticas  y dejándote enamorar por los farolillos de colores y por ese acento sureño que tan especial hace a todo el conjunto de ciudades andaluzas.

Por el día la acción se desarrolla en el Casco Histórico de la ciudad; así que si estás de ruta por la zona de la Catedral de Málaga o bien de shopping por la mítica Calle Larios no tendrás excusa para visitar la llamada Feria del Centro. Los incentivos no tienen rival: Más vida que nunca en la calle, trajes de flamenca que van y vienen, tapas frías y caliente, vino fino y mucho (muchisímo arte). ¿La buena noticia? Pues que en Málaga todas las casetas son de entrada libre y gratuita así que ¡sé bienvenido!

Si tras degustar los mejores vinos de la tierra quieres prolongar tu cita con la Feria de Málaga hasta bien entrada la noche, haz estación de penitencia en alguna de las deliciosas cafeterías del centro y pon rumbo al Real de la Feria…”el Real” (a secas) para los malagueños.

Con más de 200 casetas (nuestra recomendación es que te hagas con algunos de los muchos planitos que os regalan al llegar a la ciudad), la Feria de Noche luce más bonita que nunca bajo el cielo estival. Si es tu primera vez en la Feria de Málaga no podrás dar crédito al estallido de color y de alegría que se respira.

¿Qué no sabes por qué caseta empezar? No te apures, arranca por las municipales (las más concurridas) y luego déjate llevar y visita las casetas más llamativas y auténticas (que son muchas y muy bonitas); si además coincide con que te topas con una actuación en directo, te podemos asegurar que volverás a Málaga muy pronto, y seguramente ¡volverás en Feria!

Share Button
comentarios