Conoce de cerca los 5 mejores miradores de Bilbao

Conoce de cerca los 5 mejores miradores de Bilbao

Share Button

Si andas buscando escapar del calor de las zonas centrales y sur del país, seguramente habrás elegido irte de vacaciones a Bilbao… a pasear por la Ría, a tomar los mejores pintxos del mundo, a disfrutar de sus gentes y sí, a disfrutar de esa sensación tan buena de poder salir de noche con una chaqueta. Buena elección.

Dado que la presencia de Petit Palace en Bilbao es más que destacada -y destacable- hemos decidido tirarnos a la piscina para ofrecerte un plan bien bilbaíno (a la par de adorable) al que no podrás decir que no. ¿Qué te parece disfrutar la ciudad desde las alturas y en alguno de los mejores miradores? Pues toma nota que hoy venimos con ganas de llenarte de mochila de panorámicas únicas.

  1. Mirador de Artxanda

Aunque está a las afueras del Casco Antiguo de Bilbao, el Mirador de Artxanda es un lugar al que hay que ir si quieres tener una vista de la ciudad como nunca antes la has disfrutado. Ubicado en una de las colinas que rodean a Bilbao, el mirador no sólo te regala planos únicos de la ciudad sino del conjunto del Valle de Txorrierri, de su original aeropuerto de Bilbao o hasta del mar (eso sí, sólo en los días despejados)

  1. Puente la Salve

Aunque no es un mirador como tal lo cierto es que pasear por el Puente La Salve te acercará al Bilbao de la Ría, una de las zonas de la ciudad más vibrante y más llena de vida. Si has decidido tomar como base de descanso para tus días de vacaciones en Bilbao la zona del Museo Guggenheim tenemos una muy buena noticia: El puente está prácticamente al lado.

  1. La Terraza de la Alhóndiga

La propuesta más vanguardista de estos miradores viene de la mano del Restaurante Yandiola, en la terraza de la Alhóndiga. Los que lo conocen dicen que en la Alhóndiga puedes tocar el cielo de Bilbao con las manos. Su ambiente único, una gastronomía de nivel y unas vistas únicas a las calles más bonitas y exclusivas convertirán un café normal y corriente en un café único y con vistas.

  1. Escaleras de Solokoetxe

Creadas para unir el Casco Viejo de Bilbao con el barrio de Solokoetxe, las escaleras más famosas de todo Bilbao ofrecen una vista preciosa de la ciudad que no puedes dejar de disfrutar. En tu ascenso por los numerosos peldaños que forman las escaleras de Solokoetxe pasarás “casi” por encima de los tejados de las viviendas hasta ver la Catedral sobresaliendo por encima de ellos. Los que han vivido la experiencia han venido con un selfie único bajo el brazo.

  1. Parque de Etxebarría

La que fuera la antigua fábrica de función de acero de la historia más industrial de Bilbao se ha convertido, por méritos propios, en uno de los miradores más especiales de la ciudad. Bien a pie o bien en elevador no puedes dejar de visitar el Parque de Etxebarría y dicha fábrica, el mismo en el que se enmarca. Te podemos garantizar que las vistas desde esta zona son irrepetibles en ningún otro lugar.

Share Button
comentarios